YUCATAN (u-yuk-a-tan):


Se localiza en el sureste de la República Mexicana, en la parte norte de la península de Yucatán. Limitada al norte y oeste por el golfo de México, al sureste por el estado de Quintana Roo, y al suroeste por el estado de Campeche. La mayor parte de su territorio es una planicie, constituido en su mayoría por roca caliza. Su extensión territorial es de 39,524 km2. Lo integran 106 municipios, y su capital es MERIDA.


El Estado carece de cuerpos acuíferos superficiales (ríos, lagos) debido al tipo de rocas de la superficie; por otro lado, dispone de una red de corrientes subterráneas que se manifiestan a lo largo y ancho de la geografía estatal en grutas y aguadas llamadas Cenotes y que, a nivel del manto freático, están conectados con otros flujos laminares subterráneos que finalmente van a dar al océano; se estima que existen más de 3,000 cenotes en el territorio yucateco.


Esta entidad te sorprenderá con su hermosa arquitectura colonial, sus numerosas y espectaculares zonas arqueológicas mayas y el delicioso sabor de su cocina tradicional.

Conozca más sobre este maravilloso lugar en mexico

Historia

La llegada de los mayas a Yucatán marca una nueva época en la historia de este gran pueblo que es conocida como Nuevo Imperio y abarca desde 987 hasta 1697; bastantes años después de la llegada de los españoles. 

Tradiciones

El Estado siempre se ha caracterizado por ser un país lleno de costumbres y tradiciones. Tanto en la ciudad como en las poblaciones cercanas se puede disfrutar de una gran variedad de fiestas y celebraciones.

Gastronomia

Cuenta con una cocina tradicional con alimentos preparados a la leña, al carbón y hornos bajo tierra; una cocina familiar con recetas que se viven día a día y una cocina de vanguardia con apuesta a la innovación.

Actividades Recreativas

De la riqueza del Estado quedan antiguas Haciendas reconvertidas en lujosos y encantadores alojamientos en plena naturaleza. Entre el cielo y el inframundo, están las magníficas ciudades sagradas de Chichén Itzá y Uxmal, con sus impresionantes cenotes, considerados puertas al más allá.

Mundo Maya

La Península de Yucatán, donde la naturaleza se entretuvo creando caprichosos recovecos y abundantes selvas, fue también sede de una de las culturas más sofisticadas que puede registrar la Historia: los mayas.

Turismo

Con productos turísticos diferenciados, servicios de calidad y con la generosidad de nuestra gente, Yucatán ofrece a todos los viajeros del Siglo XXI, como aquellos exploradores del Siglo XIX la inigualable posibilidad de asombrarse con las riquezas que posee.

El Hipil de yucatan

Influenciado por los vestidos de las españolas, el vestido típico de gala de las mestizas es el TERNO. Consta de 3 piezas: el “JUBON”, solapa cuadrada que va unida al cuello del “HIPIL”, que es un saco cerrado que llega hasta las rodillas. La tercera pieza es el “FUSTAN”, un medio fondo sujetado a la cintura debajo del hipil. Cada prenda lleva un bordado en punto de cruz o hecho a máquina que rodea la parte de abajo, y se complementa con anchos encajes blancos que cuelgan del hipil y del fustán.

LA HERMANA REPUBLICA DE YUCATAN

La Independencia de Yucatán

  

En dos períodos de la historia de México, la región de Yucatán se ha manifestado como país independiente. La primera, ocurrió dentro del marco de la Independencia Mexicana, en la década de 1820, y la segunda, en la década de 1840, en el contexto de los intentos separatistas que coincidieron con la separación de Texas. En ambos casos, la región se hizo llamar República de Yucatán.


Varias personalidades históricas están vinculadas a la independencia de Yucatán. Desde Fernando VII y Agustín de Iturbide, durante la época de la independencia mexicana, hasta Antonio López de Santa Anna y Anastasio Bustamante en el período republicano; pasando por las participaciones de líderes yucatecos como Lorenzo de Zavala, José Matías Quintana y su hijo, Andrés Quintana Roo; también Miguel Barbachano y Tarrazo.


ANTECEDENTES


Yucatán, como entidad territorial, se fundó como Capitanía General, comprendiendo la casi totalidad de  la península que lleva su nombre, exceptuando el sector sureste, perteneciente a la Capitanía General de Guatemala. Yucatán estaba desprovista del órgano judicial conocido como Real Audiencia, por lo que los asuntos de esta índole debían resolverse en Ciudad de México, bajo la jurisdicción del Virreinato de la Nueva España. La Capitanía incorporaba los actuales territorios de los estados de Yucatán, Quintana Roo, Campeche y Tabasco. Incorporaba también el actual territorio de Belice.

 Como Capitanía General, Yucatán entonces gozó de cierta autonomía, aunque administrativamente existían vínculos con el Virreinato.


Al establecerse como Capitanía General con su administración propia, la primera República de Yucatán se gestó en el marco del movimiento independentista que se estaba desarrollando en México a raíz de la crisis española de 1808. La región, al igual que la Capitanía General de Guatemala, buscó su autonomía. Posteriormente, sumada a los Estados Unidos de México, en 1835 Antonio López de Santa Anna derogó la Constitución de 1824 para establecer un estado centralista, lo cual violaba las condiciones de autonomía que había exigido Yucatán para adherirse a la república mexicana. 

 

DESARROLLO DE LOS ACONTECIMIENTOS


La Capitanía General de Yucatán, aprovechando el impulso que tuvo en México el movimiento independentista, decidió declarar también su propia independencia. Cuando en 1921 la Nueva España logra la emancipación, Yucatán se volvió también independiente, ya que se había sumado al Primer Imperio Mexicano. Sin embargo, cambian las condiciones cuando es derrocado Iturbide, y Yucatán se adhiere a los Estados Unidos Mexicanos en calidad de República Federada. Una cláusula importante que había establecido Yucatán, indicaba que el gobierno mexicano debía ser federal, y la región debía conservar su soberanía.


Sin embargo, el desarrollo de la política interna de México lleva a que, en 1835, Antonio López de Santa Anna derogue la Constitución de 1824 y establezca un estado centralista, mediante la Constitución de las Siete Leyes, promulgada en 1836 por Justo Corro, y continuada por Anastasio Bustamante. Esto tuvo lugar en el marco de los movimientos separatistas de Texas y la República del Río Grande (Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas).


En octubre de 1841, Yucatán se declara independiente de la República Mexicana, y promulga su propia constitución de carácter liberal. Hubo una invitación a las autoridades de Tabasco para integrarse a la nueva república, pero el estado tenía planes independentistas propios, que al final desechó cuando Santa Anna les propuso un tratado que encontraron favorable.

  

Las negociaciones con Santa Anna primero, y los combates después, provocaron que Yucatán se integrase a México de nuevo en 1843, aceptando una condición especial que le otorgaba soberanía y facultad para elegir su propio gobierno. Esta condición fue desaprobada en 1844 por el Congreso, lo que provocó que el estado volviera a declararse independiente en 1845.

Tras una serie de conflictos con México, finalmente se derogan las Siete Leyes en 1846, y se restituye la Constitución de 1824, lo cual allana el camino para la reincorporación de Yucatán. Esta reincorporación tardó en establecerse hasta 1848, mientras se atenuaban los conflictos internos entre yucatecos.



Fuente: Historiademexicobreve.com

La hermana República de Yucatán

La hermana República de Yucatán